01 April, 2020

    El plan británico para convertir las minas de carbón abandonadas en granjas de hortalizas

    Las viejas minas de carbón que han sido desmanteladas son siempre un gran problema. Los vacíos que quedan después del desarrollo del depósito pueden causar colapsos catastróficos, y el territorio cubierto con rocas de desecho requiere recuperación e inversiones significativas. Pero los científicos ofrecen una solución original a este problema: muchas minas abandonadas en Gran Bretaña pueden convertirse en granjas de hortalizas.

    A pesar de la falta de luz solar, una mina con sus enormes extensiones subterráneas es un lugar adecuado para organizar un complejo de invernaderos. Se forma un microclima estable bajo tierra, que no se ve afectado por factores externos, como suele ser el caso en la superficie, especialmente en regiones con un clima templado.

    Por supuesto, la falta de luz requerirá la creación de un sistema de iluminación ultravioleta artificial, pero, según los expertos, el costo de proporcionar luz a las plantas no es comparable al costo de calentar invernaderos ubicados en la superficie. Además, se puede usar agua subterránea, cuya producción a menudo se puede observar a niveles más bajos en las minas de carbón. Según los científicos, una granja consumirá aproximadamente la misma cantidad de energía que 3 casas privadas, y en un año será posible recolectar hasta 10 cultivos verdes.

    Deja Tu Comentario